Menú Principal
5 de mayo de 2018

Nutricionistas del Hospital de La Serena celebran su día realizando evaluaciones y entregando orientaciones abiertas a toda la comunidad

  • En Chile, cada 06 de mayo se conmemora el Día del Nutricionista porque en 1939 se abrió la primera Escuela de Dietistas, a cargo del Dr. Enrique Laval y Dr. Alejandro del Río, entre otros, quienes tomaron como ejemplo la escuela de Budapest dirigida por el profesor Von Soos.

 

“Soy diabética, tengo colesterol alto y me encontraron obesidad”, el testimonio de la señora Julia Riquelme, desgraciadamente se repite entre los diferentes pacientes que visitan el hospital diariamente por diversos motivos, además la mayoría de ellos presentan patologías crónicas y múltiples. Por esta razón, el Hospital de La Serena decidió implementar diversas estrategias preventivas para educar a su comunidad a través de intervenciones como charlas, ferias y actividades recreativas, donde los equipos de salud realizan educación sobre un tema en particular.

En esta oportunidad fue el turno de los nutricionistas quienes para celebrar su día decidieron hacerlo junto a la comunidad, es así que la Sra. Julia Riquelme, que se encontraba retirando medicamentos para su hija en la farmacia del recinto de salud, decidió visitar la feria donde los profesionales la evaluaron y entregaron recomendaciones. “Me acerqué a la feria porque es muy llamativa, me pese y estoy obesa, debo tomar conciencia porque crio a mi nieto y él come lo que yo cocino, por lo que debo acostumbrarlo a comer bien desde chiquitito. Comemos mucha comida chatarra y a veces por falta de tiempo cocino lo más rápido que es arroz y fideos. Me parece excelente esta iniciativa porque tenemos que aprender a comer mejor”, comentó la usuaria.

Así los nutricionistas del Hospital de La Serena celebraron su día con una gran feria preventiva realizando un especial llamado de atención respecto de las porciones y variedad de colores que se consumen diariamente. Durante la jornada, más de 20 profesionales e internos del área realizaron evaluaciones nutricionales gratuitas a los usuarios que asistieron al recinto de salud, así como también a los funcionarios que valoraron los consejos y recomendaciones del equipo.

“Nutrición es salud”, con esta consigna la Jefa de la Unidad de Nutrición del Hospital de La Serena, Miriam Contreras señaló la importancia de educar a la población en términos nutricionales, ya que la balanza de Chile pasó de un extremo al otro. Se logró erradicar la desnutrición infantil entre los años 1960 y 2000, transitando desde una prevalencia de 37,0 % a 2,9% en niños y niñas menores de seis años, incluyendo la desnutrición leve. Sin embargo, persiste el desequilibrio nutricional, ya que nuestro país presenta altas tasas de obesidad y sobrepeso que ubican a Chile en el 6° lugar en obesidad infantil a nivel mundial según el INTA y registra el 63% de la población adulta con sobrepeso u obesidad según la ONU.

Contreras señaló que en esta actividad participó todo el equipo, donde hubo nnutricionistas del área clínica, sedile y de atención de consultas nutricionales, así como también se sumaron los internos de nutrición, “por lo que habemos alrededor de 20 personas y queremos mostrarle a la comunidad que nutrición es salud y compete a todos los ámbitos de la vida, desde que nace hasta que se trasforma en adulto mayor. Para esta feria, preparamos unas guías de alimentación ajustadas por tramos etarios donde se indican porciones y recomendaciones para que el grupo familiar conozca qué y cuánto debe consumir cada integrante de la familia, en general las personas pueden comer lo mismo pero cambian las porciones que uno come en las diferentes etapas del ciclo vital”, precisó la Jefa de Nutrición del Hospital de La Serena.

La iniciativa fue visitada por el equipo directivo del Hospital de La Serena encabezado por su director, Edgardo González, quien destacó el aporte de los nutricionistas “ya que están presente en todo el hospital, a través de un rol clínico con pacientes, en el área de producción supervisando el cumplimiento de las indicaciones médicas y también en el servicio dietético de leche donde se preparan las formulas”, sostuvo González. Por su parte, el Subdirector de Apoyos Clínicos del recinto, Dr. Jean Pierre Venegas, precisó que “los nutricionistas que trabajan en el hospital realizan una importante función que va en directo beneficio del paciente, a través de la dietoterapia contribuyen para que el paciente tenga un mejor pronóstico y potencian el tratamiento farmacológico a través de una terapia alimenticia. Además, valoramos que realicen actividades educativas y preventivas abiertas a la comunidad, sin duda su labor es muy valiosa ya que impactan en la calidad de vida de los pacientes”, sostuvo el profesional.

Consejos: “Coma sin hambre y varias veces al día”

La especialista insistió en que las personas deben consumir alimentos varias veces al día, a lo menos 5 raciones, donde 3 de ellas deben ser las comidas principales y 2 colaciones que pueden ser una fruta, leche, yogurth, etc. En caso de que las jornadas sean muy extensas, las personas pueden comer una colación pero no convertir el horario nocturno en una comida principal.

Para Miriam Contreras, el que hoy en día la población no cuente con horarios fijos para dividir sus jornadas de trabajo o actividades diarias, ha sido perjudicial para tener una alimentación sana y equilibrada. “La idea es comer varias veces al día y contar con horarios para tomar desayuno, almorzar y tomar once o cenar, además las personas creen que tomar once es sólo comer pan y se equivocan porque deben considerar una verdura, fruta o sopa de verduras porque necesitan aportes nutricionales variados. Pero sin duda, lo más importante es no darse atracones de comida, si usted como sin hambre podrá consumir la porción adecuada, pero si come con hambre, que es un instinto primitivo e irracional, seguramente no podrá controlarse y comerá hasta saciarse para después sentir culpa y arrepentimiento”, destacó la profesional.

Además, precisó que los colores son muy importantes a la hora de construir su menú diario, ya que cada color aporta vitaminas y minerales que el cuerpo necesita para funcionar correctamente, “entonces si comemos de uno solo tipo tendremos solo un aporte nutricional y estaremos dejando de lado otras vitaminas y sales minerales que requieren las personas al diariamente”, comentó Contreras.

Nutricionistas en hospitales: un rol transversal

Estos profesionales tienen diversos ámbitos de acción al interior del Hospital de La Serena, uno de ellos es en los Servicios y Unidades Clínicas donde concentran sus esfuerzos en la dietoterapia, que consiste en una terapia con alimentos que incorpora los nutrientes como un factor de tratamiento de enfermedades principalmente en pacientes hospitalizados en unidades críticas. La otra línea está asociada al área de producción donde se preparan las raciones de alimentos para los pacientes, es en definitiva la traducción de la parte clínica.

También existe el Servicio Dietético de Leche (SEDILE) que es donde se preparan las fórmulas enterales y se supervisa todo el proceso asociado a la leche. Así como también reciben del lactario lo recolectado por las madres de los pacientes hospitalizados, almacenan su leche y luego, según las indicaciones médicas, se distribuyen a los pacientes pediátricos hospitalizados.

La nutricionista de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), Vanesa Quintanilla relata que junto a sus colegas se encuentran principalmente en el área clínica y ven a la totalidad de los pacientes hospitalizados, además realizan atenciones a pacientes del área ambulatoria donde efectúan un rol más preventivo y de educación en el Consultorio Adosado de Especialidades.

Quintanilla explica que también participan activamente en la promoción de la lactancia materna, “desde que las madres ingresan a Ginecología al Alto Riesgo Obstétrico (ARO) desde ahí parte nuestra labor educando a las madres respecto de la importancia que tiene la extracción de leche durante las primeras horas de vida o del acople del pecho lo antes posible y también en aquellos pacientes que ingresan a la Unidad de Pacientes Críticos Neonatales, con hijos prematuros, realizamos la extracción de leche en las primeras horas de vida en conjunto con el servicio de maternidad y finalmente las madres tienen la posibilidad de aprender la técnica en el lactario y aprenden a evaluar su incremento de producción de leche hasta el momento del alta y desde ahí les hacemos un seguimiento en el policlínico de prematuros”, relató la nutricionista de la UCIN.

 

A %d blogueros les gusta esto: