Menú Principal
21 de noviembre de 2018

Hospital de La Serena llama a cuidar la piel de pacientes con movilidad reducida

Según el último estudio de la OMS, 29 mil personas murieron en 2015 a nivel internacional por causas asociadas a las lesiones popularmente conocidas como escaras. En Chile el costo promedio de su tratamiento puede alcanzar rápidamente los 45 millones de pesos por afectado.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y nuestra primera barrera de contacto con el mundo exterior. Cuando una persona se encuentra con movilidad reducida u hospitalizada, su sensibilidad aumenta y los riesgos de lesionarla son mayores. Las denominadas lesiones por presión son heridas producidas por el constante roce de la piel con una superficie, lo que puede causar daños en las zonas de contacto o prominencias óseas, enlenteciendo la recuperación de una persona enferma, encareciendo su tratamiento y aumentando los días de hospitalización, en el caso de que el paciente se encuentre en un recinto asistencial.

Es por eso, que el equipo del Hospital de La Serena abrió las puertas del recinto para hacer un llamado al personal de salud y a los familiares de pacientes dismovilizados a evitar este tipo de lesiones, que en un 95% son prevenibles. Todo en una feria educativa abierta a la comunidad que buscó incluir activamente a la familia en el cuidado de sus seres queridos.

“Este es un problema de atención de salud en todos los recintos hospitalarios de nuestro país y es complejo porque por ejemplo, si un paciente ingresa por una neumonía o por otra patología y se lesiona con una úlcera por presión, prolonga su estadía y se producen complicaciones accesorias a su diagnóstico inicial. Sin embargo, si optimizamos nuestros recursos, podemos prevenir estas lesiones. Entonces la idea fue acercarnos a la población para que esté más informada y pueda tomar mejores decisiones para favorecer su atención de salud”, indicó Nicole Azolas, enfermera del programa RNAO del Hospital de La Serena.

Según el último estudio de la OMS al respecto, 29 mil personas murieron por causas asociadas a las úlceras por presión en el mundo. En Chile el costo promedio del tratamiento de estas lesiones puede alcanzar rápidamente los 45 millones de pesos por paciente.

Por ello, durante la jornada se abordaron temas como “apósitos (parches) de protección, colchón anti escaras, cremas especiales de hidratación de la piel. Los nutricionistas dieron a conocer los suplementos proteicos que se recomiendan cuando ya está instalada la lesión, cómo tratarla, y los kinesiólogos sobre la movilización de los pacientes, ya que los cambios posturales favorecen la prevención”, sostuvo Azolas.

Al respecto, Georgina Fernández, enfermera del Servicio de Medicina del nosocomio serenense, explicó que las zonas más propensas a estas heridas son “las de los talones y la zona sacra, aquí el acompañamiento de las familias es fundamental porque estos cuidados se tienen que prolongar en el hogar, la hidratación de la piel es muy importante y los cambios de posición también son esenciales. Además, lo es el uso del colchón anti escaras, que permite disminuir la presión ejercida del paciente con la cama y la protección de las prominencias óseas, para ello existen productos como taloneras y protectores de la zona sacra, que permiten disminuir la fricción. Así podemos tener pacientes hospitalizados con estadías prolongadas, pero sin lesiones por presión”.

Estos cuidados de la piel son promovidos en el Hospital San Juan de Dios de La Serena por el programa de estándar clínico internacional RNAO (de la Asociación de Enfermeras Profesionales de Ontario, Canadá) y su efectividad está a la vista, ya que sólo en el año 2017, se disminuyeron de 40 a 15 los pacientes con este tipo de lesiones en el recinto asistencial de la capital regional.

A %d blogueros les gusta esto: