Menú Principal
16 de octubre de 2019

Personas mayores celebran su mes cuidando su salud en la Feria del Buen Envejecer

En Chile casi el 20% de la población supera los 60 años y en 3 décadas más los adultos mayores casi duplicarían a los jóvenes a nivel nacional. El Hospital de La Serena se proyecta como el recinto asistencial del envejecimiento, con nuevos especialistas y una atención de salud integral y geriatrizada.

La Serena es una de las ciudades con mejor calidad de vida de todo el país y cada día más personas mayores eligen la comuna para vivir sus “años dorados”. En pleno centro de la capital regional, cientos de adultos mayores celebraron su mes en la “Feria del Buen Envejecer”, una iniciativa del equipo del Hospital San Juan de Dios que buscó enseñarle a este sector de la población a cuidar su salud y mejorar su calidad de vida mediante prácticas acciones.

“Estoy muy feliz porque esto es de gran utilidad, muy necesaria a nuestra edad, cada vez se está viendo más preocupación por los ´adultos mejores´, es excelente porque siempre hemos estado más dejados de lado, como invisibles”, expresó Angélica Fritis, quien asistió a la actividad.  En tanto, José Quiroz, otro vecino de La Serena, señaló que “existen muchas cosas que uno ignora y con esta feria uno aprende mucho, es muy interesante, muy educativa y los chicos nos han explicado muy bien”.

Durante la Feria del Buen Envejecer las personas mayores tuvieron la posibilidad de aprender a cuidar su salud, hacer actividad física, realizarse evaluaciones, asistir a sesiones kinésicas o de terapia ocupacional e incluso, bailar alegremente en la vía pública.

Al respecto, la doctora Teddy Navarrete, geriatra que desde este año encabeza el equipo multidisciplinario de la nueva Unidad Geriátrica de Agudos del Hospital de La Serena, señaló que la idea fue “salir a encontrarse con la comunidad. Esta es una instancia sumamente importante para que las personas mayores pregunten y se informen sobre lo que pasa respecto a su salud, es una buena oportunidad para que se acerquen a nosotros para resolver sus dudas. Hemos tenido mucho éxito, ha habido una gran asistencia y acogida”.

Chile está viviendo un progresivo proceso de envejecimiento y se calcula que casi el 20% de la población supera los 60 años de edad y se proyecta que en 3 décadas más este sector de la población casi duplicará a la juventud a nivel nacional. Por ello es que cada día cobra más relevancia el desafío de avanzar hacia una atención de salud integral para las personas mayores.

“Acá en nuestra región es importante la cantidad de personas mayores que tenemos y es fundamental la realización de este tipo de ferias donde la salud se acerca a la comunidad. Cabe recordar que Coquimbo es una región piloto, donde nació el protocolo del adulto mayor, que posteriormente fue tomado por el ministerio y el Gobierno y ahora es una Ley de Atención Preferencial para nuestros adultos mayores a nivel de todo el país”, indicó el Seremi de Salud Alejandro García. 

Por su parte, Carla Ahumada, Directora (S) de Hospital de La Serena, sostuvo que la capital regional es “una ciudad donde los adultos mayores eligen venir a vivir después de haber entregado su vida a la fuerza laboral del país y de ahí para nosotros es una gran responsabilidad entregar atenciones de calidad a los pacientes y el desafío es cambiar la forma en que lo estábamos haciendo en el pasado. Acá el equipo ha entregado herramientas para la vida diaria de la gente y ahí es donde está la riqueza de esta feria”.

En los últimos años el Hospital de La Serena ha decidido proyectarse como el recinto asistencial del envejecimiento, cambiando su modelo de atención y poniendo a las personas mayores en el centro, lo que ha implicado incorporar nuevos especialistas, capacitar al personal de salud y crear una unidad de hospitalización especial para estos pacientes.

Resulta preocupante el hecho de que en nuestro país el 24% de la población adulta mayor son dependientes en alguna o la totalidad de sus actividades cotidianas, como bañarse, vestirse, desplazarse o alimentarse. Es así, como esta nueva forma de brindar atención de salud a las personas mayores se enfoca en impedir que lleguen a cualquier grado de dependencia, a través de medidas como la atención preferente, espacios públicos amigables y un tratamiento interdisciplinario llevado a cabo por médicos geriatras, equipo de enfermería especializado, kinesiólogos, nutricionistas, fonoaudiólogos, terapeuta ocupacional, entre otros.