Menú Principal
27 de diciembre de 2019

Paciente con grave enfermedad llama a donar sangre para miles de personas

Hoy en día, Chile presenta un déficit de 80.000 donaciones anuales. La meta país es contar con un 50% de donantes voluntarias al año 2020, cifra que actualmente no supera el 35%, por ello los bancos de sangre de los hospitales buscan generan conciencia entre la comunidad.  

Ir al colegio, jugar fútbol e incluso, correr con amigos en una plaza, se han vuelto actividades impensadas para David, que a sus cortos once años ha tenido que aprender a vivir de una forma distinta, producto de una compleja enfermedad que, desde hace cuatro años, lo tiene semana tras semana transfundiéndose para continuar viviendo. Como este caso, hay cientos de pacientes en el Hospital de La Serena que requieren del vital elemento, por ello el Banco de Sangre del recinto asistencial ha realizado una intensa campaña de sensibilización durante el mes de diciembre para captar donantes voluntarios que regalen sólo 40 minutos de su tiempo para salvar hasta tres vidas.

En junio de 2016, David Villarroel presentó una hepatitis fulminante, de un momento a otro perdió la memoria y mostró los primeros síntomas de una hepatitis aguda. Su madre, Leslie Del Portillo, explica que “a raíz de su gravedad, fue prioridad nacional para trasplante de hígado, sin embargo, el órgano recuperó funcionalidad milagrosamente y no fue necesario el trasplante, pero a raíz de la hepatitis, su médula dejó de producir sangre y desarrolló una aplasia medular severa”. 

Esta enfermedad provoca que las células encargadas de la producción de la sangre disminuyen y, en consecuencia, lo hagan los glóbulos rojos, blancos y las plaquetas. Esto causa que David presente un serio cuadro de anemia y con ello, un agotamiento general del cuerpo impidiéndole incluso caminar. La baja de plaquetas genera fragilidad capilar y hemorragias, provocando sangramiento de encías y nariz, además de pequeños moretones en el cuerpo. Finalmente, la disminución de los glóbulos blancos lo hace estar más propenso a virus y bacterias, por lo que utiliza una mascarilla frecuentemente para evitar contagios. 

David cuenta que desde que todo comenzó dejó de ir al colegio “y era impensado salir sin mascarilla a calle o recibir visitas, sólo podía ver a mi mamá y a mi papá. Me tenían que pinchar a cada rato, buscar las venas. Me gustaría que todos vinieran a donar porque eso sería una buena acción que harían para nosotros y ayudarían a los niños que tienen enfermedades como la mía”.

Este pequeño se emociona hasta las lágrimas al reflexionar sobre la importancia de la donación de sangre en su vida y su madre es tajante al indicar que, si su hijo “deja de recibir las donaciones de sangre, no hay otra manera de tenerlo a una semana más. Para nosotros todo se traduce a estar con David, no importa nada más”, recalcó Leslie Del Portillo.

Durante estos cuatro años, David ha recibido 19 mil litros de sangre debiendo asistir semanalmente a sus transfusiones en el Hospital de La Serena. Daniela Zavala, Jefa del Banco de Sangre del recinto de salud, precisó que “pese a los avances tecnológicos, la sangre no se produce de manera artificial, por lo tanto, dependemos de los donantes para entregar una respuesta a nuestros pacientes. Somos un hospital oncológico, por lo que nuestros pacientes requieren transfusiones diarias o semanales, como en el caso de David. Muchas veces sus familias terminan agotando el círculo de amistades y contactos, por ello los donantes voluntarios son vitales”.

La vida como regalo de Navidad

Desde que David se volvió dependiente de donaciones de sangre, su familia ha experimentado un profundo cambio, tanto en sus prioridades como en la forma de afrontar las festividades de fin de año. Así lo explica Leslie Del Portillo, señalando que “para nosotros la navidad igual ha cambiado, hemos vuelto al principio. Antes habíamos caído en el juego de todos de andar corriendo, a veces comprábamos cosas sin sentido que nosotros pensábamos que les podían agradar a los niños. Desde que se enfermó David, hemos estado sujetos a la salud de él y pasar tiempos de calidad en familia se ha vuelto fundamental”.

Este año, la familia Villarroel Del Portillo celebró la navidad compartiendo con los más pequeños de la casa, jugando y comiendo lo que a ellos más les gusta. Es por eso, que junto al equipo de salud del hospital serenense hicieron un especial llamado a considerar la donación de sangre como una forma de regalar amor esta navidad.

Para Leslie, éste sería “el mejor regalo que pueden hacer, no sólo para David, ya que hay bebés que nacen necesitando sangre y hay accidentes que suceden en esta fecha que lo único que puede ayudar a las personas a estabilizarlas es la sangre. A nosotros nos piden donar solamente nuestra sangre y esto es por amor, el más puro que hay, porque se lo das a un desconocido, no sabes su nombre ni su cara, pero es un regalo maravilloso. Es esta la fecha, no es plata, no es decoración, es amor nada más”.

David se siente muy afortunado cada vez que recibe una transfusión, “es como si fuera mi cumpleaños o Navidad todos los días porque siempre me dan regalos de sangre o cosas así”. Para su madre las donaciones son fundamentales, “para mí son regalos tan importantes, si les pudiéramos poner un nombre es como volverme millonaria de un dia para el otro. Le debo más al banco de sangre que lo que debo al banco del dinero, si existiera un DICOM yo estaría encalillada hasta mis huesos. Para nosotros, el mejor regalo sería que en el banco de sangre no hubiera nunca más que esperar por un donante”.

La leyenda del árbol de Navidad

“Dona sangre, dona vida esta Navidad” es el lema de la campaña que lanzó el Banco de Sangre del Hospital de La Serena durante el mes de diciembre, con el objetivo de concientizar a la población respecto de la importancia de la donación voluntaria.

A este llamado respondieron 18 donantes voluntarios que llegaron espontáneamente a donar su sangre, cifra que, si bien se agradece, sigue siendo baja respecto a la necesidad que existe, por ello Daniela Zavala, jefa del Banco de Sangre, explicó que “en lo que va del año, llevamos más de 4.000 donaciones efectivas, de las cuales sólo el 12% corresponde a donantes voluntarios. La verdad es que esperábamos llegar al 15% de donaciones voluntarias este año, pero debido al estallido social suspendimos las colectas móviles, lo que bajó significativamente las cifras proyectadas. Queremos llegar al 100% de donantes voluntarios para dejar de pedirle donaciones a nuestros pacientes”.

¿Cómo puedo donar?

Muy simple, si eres mayor de edad, agenda tu hora con anticipación, de manera presencial o vía telefónica (51-2333268), de lunes a jueves entre las 08:30 y 16:00 horas, y los viernes hasta las 15:00.