Menú Principal

Nuestra Historia

Hospital San Juan de Dios de La Serena: El primer hospital de Chile construido en regiones.

En pleno siglo XVI, nuestro país formaba parte de la Corona Española y vivía su etapa colonial, por tanto, las órdenes e instrucciones del Rey Felipe II de España se escuchaban hasta el fin del mundo en una larga y angosta franja de tierra. Entre las muchas y variadas instrucciones, la Corona ordenó que toda ciudad que se precie de tal, debía ser fundada e inmediatamente después debía erigirse una iglesia y un hospital.

Es así que la Capitanía General de Chile no fue la excepción y al fundarse Santiago de Chile, un 12 de febrero de 1541, se dispuso a continuación la construcción del primer hospital del país, el que sería bautizado bajo el nombre de “Nuestra Señora del Socorro” y que en 1617 sería rebautizado como “San Juan de Dios de Santiago”, nombre que mantiene hasta nuestros días.

El mandato real de construir el primer hospital del país se pudo cumplir 11 años más tarde de la fundación de la ciudad, cuando donaron los terrenos oficialmente un 3 de octubre, fecha que da origen al Día del Hospital en Chile, instancia que aprovechan la mayoría de los nosocomios para conmemorar su aniversario.

La Serena fue la segunda ciudad fundada en Chile, por lo tanto, el San Juan de Dios La Serena se convertiría en el primer hospital de Chile construido en regiones, cuando el 14 de agosto de 1559 el Cabildo de La Serena acuerda fundar el hospital bautizándolo con el nombre de “Nuestra Señora de la Asunción” que ofrecía servicios médicos a indios, españoles y cristianos.

De esta forma, en el contexto nacional, los distintos gobernadores coloniales comenzaban a levantar edificios destinados a recuperar la salud de la población o bien para acoger a sectores de la sociedad que se encontraban marginados, destacando entre éstos los hospicios y hospitales. Y con ello, comenzó a escribirse la historia de la salud pública de Chile.

En los anales de la historia se pierde todo registro de nuestra institución, hasta una carta escrita al Rey en 1585, cuando el Obispo Fray Diego de Medellín decía: “En La Serena está una casa que tiene el nombre de hospital, empero, como digo, no tiene más que el nombre, porque no tiene renta alguna y se está por caer”.

Posteriormente, según se consigna en el libro “Historia de la Medicina Chilena”, de Ricardo Cruz-Coke Madrid, “el antiguo Hospital de la Asunción, en La Serena, fue destruido por el pirata Bartolomé Sharp, en 1680. El Cabildo de dicha ciudad dispuso reconstruirlo en 1700, pero sólo vino a ser inaugurado en 1745, con el nombre de “Hospital San Juan de Dios de La Serena”, gracias a los esfuerzos del obispo Juan Bravo Rivero y posteriormente pasó a manos de los Dominicos, quienes lo ponen en marcha bajo el mismo nombre.

Registros históricos consignan que entre 1784 y 1788, este hospital atendió a 356 enfermos, de los cuales fallecieron 41, “con una letalidad de 11,5%”.

Estudiosos de la historia sanitaria de Chile, señalan que en tiempos de la colonia “la medicina estaba atrasada en España en relación al resto de Europa y mucho más lo estaba en las colonias, especialmente en Chile. Los cabildos (correspondientes a nuestras actuales municipalidades) se encargaron de la incipiente organización sanitaria”.

En 1859 la congregación de la Misión y de los Hijos de la Caridad de Paris, firma un convenio, con el cual las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl se hacen cargo del Hospital San Juan de Dios. Estas religiosas llegaron en 1860 para colaborar con la atención de los pacientes. Según registros históricos, hasta mediados de los años ’40, el recinto de salud funcionaba en el hospital viejo.

El actual edificio comenzó a construirse recién en 1948, siendo presidente de la Republica don Juan Antonio Ríos Morales y fue terminado durante el periodo presidencial de don Gabriel González Videla, quien lo inauguró oficialmente el 7 de marzo de 1952.

Este diseño contemplaba salas de hospitalización en los cuerpos paralelos, entre estos se ubican las unidades radiológicas, laboratorio, banco de sangre, pabellones, servicio de urgencia y policlínicos. Luego se construyó el ala del pensionado en segundo piso y a continuación traumatología, fisiología y control de niño sano.

Sin duda, la historia del hospital no ha estado exenta de dificultades, tras las cuales su gente ha tenido que ser resiliente para salir adelante, en razón del mandato primario por el cual los trabajadores de la salud pública están llamados y que es recuperar la salud de las personas con calidad y eficiencia, según consagra la misión del San Juan de Dios de La Serena.

Según el relato del Dr. Bogoslav Juricic Turina (Biblioteca MINSAL) el nosocomio ha sufrido dos incendios; el primero ocurrió el 10 de marzo de 1969, destruyendo las edificaciones de la calle Pení. Luego, al año siguiente se construye el consultorio adosado en la esquina de Juan de Dios Pení con Larraín Alcalde.

El segundo incendio que enfrentó el hospital fue provocado por el terremoto del año 1975 en La Serena, el que dejó además del hospital, serios daños estructurales en todo el sector antiguo de la calle Anfión Muñoz.

Las futuras restauraciones se realizaron en cinco etapas, las cuales formaron parte de la primera normalización del hospital y dieron origen al edificio como lo conocemos hoy.

Primera etapa: 1983 Construcción de Radiología y Control Técnico.

Segunda etapa: Central de Alimento, Central de Esterilización, Bodega y Casino.

Tercera etapa: Ampliación de Maternidad, Sala de Partos y Lavaderos de 1989.

Cuarta etapa: Entrega de Servicios de Urgencia inaugurado en 1993.

Quinta etapa: Construcción de Pabellones, Unidad de Tratamientos Intensivos (UTI), Servicios de Oftalmología, Servicios Generales, Morgue inaugurado en 1998.

En el año 2008 comienza a sonar con fuerza la necesidad de realizar la segunda normalización del hospital con la construcción del Centro de Diagnóstico Terapéutico (CDT – Atención Ambulatoria). Gestiones que contaron con el apoyo permanente de los funcionarios y consejo consultivo del Hospital de La Serena, un organismo coadyuvante a la gestión hospitalaria integrado por la comunidad organizada. Luego de una serie de dificultades presupuestarias y administrativas, el 17 de noviembre de 2017 la Contraloría General de la República realiza la toma de razón del proyecto y autoriza su construcción en dependencias de la Ex Cárcel de La Serena.

En forma paralela, la entidad preparó la tercera normalización que busca modernizar y ampliar la infraestructura para el área de hospitalización, la cual podría iniciar su construcción en el año 2022, un año después de la entrega del CDT.

Es así que, a principios del año 2018, el Hospital de La Serena entregará al MINSAL el Estudio Pre inversional Hospitalario (EPH) para la atención cerrada en conjunto con el proyecto del Edificio de Construcción Acelerada (ECA) que viene a mitigar el proceso de normalización, complejizando las camas y ampliando la oferta en aproximadamente 90 cupos, entre otras estrategias que se implementarán hasta que contemos con la normalización total del Hospital San Juan de Dios de La Serena.

Pese a todas las vicisitudes en cuento a la infraestructura, embates de la naturaleza y ataques varios; nuestra institución, en su larga historia, se ha caracterizado por ser un hospital formador de valores y herencia de las generaciones que nos precedieron, basado en la Solidaridad, Compromiso, Eficiencia y Probidad, por todo ello con orgullo nos desempeñamos en las diferentes áreas de un hospital que ha estado presente en el desarrollo de la historia de la salud pública del país desde sus inicios.