Menú Principal

Nuestra Historia

Hospital San Juan de Dios de La Serena, el primero de Chile construido en regiones: 

En La Serena se construyó el primer hospital de Chile en regiones, de hecho, el recinto asistencial es el primer establecimiento de salud chileno del cual se sabe de su fundación y fue llamado Nuestra Señora de la Asunción, con más de 462 años de historia. El actual edificio comenzó a construirse en 1948, siendo presidente de la República Juan Antonio Ríos y fue terminado durante el periodo presidencial de Gabriel González Videla e inaugurado el 7 de marzo de 1952.

En el recinto y su nuevo CDT, más de 2.600 trabajadores forman parte de un equipo humano que brinda atención de salud a más de 850 mil personas de toda la Región de Coquimbo – e incluso, de Atacama – con gran compromiso, dedicación, calidad y eficiencia.

El personal del Hospital de La Serena brinda atención de salud las 24 horas del día, los 365 días de año, con un enfoque integral tanto en sus unidades ambulatorias, como de hospitalización y de urgencias. Además, el establecimiento atiende a sus usuarios en sus propios hogares, a través de la estrategia de hospitalización domiciliaria.

El 2017 fue un año sumamente importante para la institución, ya que en el mes de noviembre se aprobó el proyecto del que será el primer Centro de Diagnóstico Terapéutico (CDT) de la región y en diciembre, se entregó el terreno para  comenzar a construir el futuro de la salud pública en la zona, luego de una ardua lucha ciudadana que comenzó en 2006 de la mano de la comunidad, quienes llevaron a cabo numerosas movilizaciones para concretar el recinto que hoy se proyecta como el CDT más grande de todo el país.

Cabe destacar, que este nuevo dispositivo constituye un importante paso para el esperado proceso de normalización del Hospital de La Serena, como también lo es el proyecto del nuevo establecimiento de la capital regional.

Y es que el año 2018, los habitantes del territorio regional recibieron una excelente noticia. El Ministerio de Salud de la época confirmó la construcción del nuevo Hospital de La Serena, como fruto del esfuerzo conjunto del equipo del recinto asistencial, las autoridades y la población serenense.

En diciembre del mismo año, el alcalde de La Serena junto a su Concejo Municipal, cedieron el terreno de lo que será el nuevo recinto de salud. Finalmente, en 2019, el gremio constructor entregó los derechos del mismo y el proyecto del nuevo hospital fue oficialmente aprobado por el Ministerio de Desarrollo Social.

Con la materialización de estos proyectos, ha comenzado una nueva etapa en la historia del establecimiento, ya que el primer hospital de Chile construido en regiones, hoy se proyecta como un recinto 10 veces más grande y que permitirá entregar una atención de salud más digna, oportuna y de calidad a más de 1 millón 300 mil personas del norte del país.

– La historia del primer hospital de Chile construido en regiones:

Cuando el capitán Juan Bohon fundó La Serena en 1544, como la segunda ciudad del país y por orden de Pedro de Valdivia, señaló el sitio para la iglesia mayor, el monasterio, el hospital Nuestra Señora de la Asunción y las casas consistoriales.

La ciudad fue destruida por los indígenas en 1549 y reconstruida por Francisco de Aguirre. Diez años más tarde, el 14 de agosto de 1559, se funda el hospital, expresándose en el acta que serviría para “atender a los indios naturales, cristianos y españoles”. Se financiaría con el oro extraído de las minas de Andacollo y sería dirigido por el Cabildo.

Se dispuso en su acta de fundación: “No se entrometa en el dicho hospital, fraile, ni clérigo, ni persona, ni obispo, ni arzobispo, ni otra persona, salvo SM, debajo de cuyo amparo e protección de él este cabildo lo ponen”.

La ubicación original fué la manzana poniente de actual Plaza de Armas, en  Calle de la Barranca En esta ciudad nació en1567 Juan Guerra de Salazar (1567-1619), primer chileno (criollo) en recibir en Lima el grado de bachiller en medicina y tener el título de médico.

En el año de 1680, el hospital fue parcialmente destruido por el corsario Bartolomé Sharp, costando décadas volver a habilitarlo. En 1859, la congregación de la Misión de los Hijos de la Caridad de Paris firma un convenio, con el cual las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl se hacen cargo del hospital, colaborando en la atención de los pacientes hasta el año 2004.

El actual edificio comenzó a construirse recién en 1948, siendo presidente de la República Juan Antonio Ríos y terminado durante el periodo presidencial de Gabriel González Videla e inaugurado el 7 de marzo de 1952.

Luego, se construyó el ala del pensionado en 2 pisos y a continuación, las unidades conocidas como de Traumatología y control del niño sano. En 1970, se concretó el Consultorio Adosado de Especialidades, en la esquina de Juan de Dios Pení con Larraín Alcalde.

El Hospital San Juan de Dios ha sufrido dos incendios. El primero ocurrió el 10 de marzo de 1969, destruyendo las edificaciones de la calle Pení, y el segundo fue provocado por el terremoto del año 1975 en La Serena, que dejó además serios daños estructurales en todo el sector antiguo de la calle Anfión Muñoz.

Las siguientes restauraciones fueron dando forma al lugar que hoy todos conocen y el paso del tiempo dejó evidentes necesidades que posteriormente, hicieron proyectarse hacia el futuro al establecimiento con el CDT y el nuevo hospital.

– La Iglesia del Hospital San Juan de Dios de La Serena:

La construcción de la capilla actual comenzó en1842 y terminó en 1846, sobre la antigua iglesia de 1713, edificada en una nave por el británico Samuel Averell, en adobe y recubierta con estucos imitando piedra, representa un estilo neo colonial.

En su fachada e interior presenta finas y elegantes terminaciones, influenciada por una carpintería anglosajona. La fachada es de un cuerpo rematado por un frontón triangular. La antecede un cuerpo menor, que constituye el acceso, compuesto por dos columnas de madera de estilo «Toscano», que sostienen un frontoncillo.

La capilla cuenta con un campanario de dos cuerpos, coronado por una cúpula de madera de forma bulbosa, única en su tipo. En su interior, se pueden ver hermosas imágenes religiosas en madera policromada y otras reliquias.

«Situada al lado del hospital y formando parte de él hasta el año 1841, no era más que una miserable capilla con techo de tierra. Ahora es una bonita iglesia, aunque de cortas dimensiones, pero aseada y con una elegante torre”, El Mercurio de Valparaíso 1872.

El cielo, el Sagrario y el piso eran de madera hasta 1935. En ese año, en  el libro de actas de las Hijas de la Caridad se puede leer «Nuestro bondadoso Jesús nos proporcionó la dulce alegría de poder cambiar el Sagrario que era de madera, por otro más seguro, lo que desde algún tiempo deseábamos, en vista que en una capilla de un convento, sacrílegos ladrones habían robado los vasos sagrados y profanado las santas especies«.

La iglesia fue declarada Monumento Nacional, bajo el decreto del Ministerio de Educación Nº 499 del 12 de febrero de 198. La Unidad de Patrimonio Cultural de la Salud en conjunto con sus Autoridades, el Arzobispado, SERPLAC y las organizaciones comunitarias iniciaron el proceso de rescate de este patrimonio a través de un proyecto para restaurar la iglesia y en especial su campanario, con el fin de que este espacio fuera de uso cultural y comunitario.

– Ex Cárcel de La Serena, hoy CDT del hospital:

El CDT del Hospital de La Serena atesora más de 130 años de historia. Los orígenes de la ex cárcel de la ciudad se remontan a fines del Siglo XIX, cuando el Estado decidió cerrar un antiguo penal serenense ubicado en la Plaza de Armas de la comuna para comprar el nuevo predio y construir el edificio penitenciario, que funcionó hasta el 2006, año en que la sobrepoblación penal y el hacinamiento llevaron a abrir la nueva cárcel de Huachalalume, trasladando a alrededor de 850 reos en un gran despliegue de seguridad.

El famoso y magnificente panóptico de la ex cárcel de La Serena es el principal ícono arquitectónico del lugar. Una estructura que destaca dentro de todo el edificio, siendo fruto de un estilo de arquitectura carcelaria ideada por el filósofo Jeremy Bentham, hacia finales del Siglo XVII. Su objetivo era permitir a su guardián mantener la mirada fija para observar a cada uno de los prisioneros, recluidos en celdas construidas alrededor de la torre, sin que ellos pudieran percatarse de que estaban siendo observados.

La construcción del recinto actualmente preserva el tradicional estilo neocolonial serenense y hoy en día, el CDT incluye un edificio patrimonial que conserva la historia del inmueble, ubicado justo en el límite del llamado casco histórico de la ciudad.