Menú Principal
12 de diciembre de 2019

Hospitalarios practican técnicas milenarias de respiración para mejorar su salud mental

Respirar, es uno de los pocos procesos biológicos que pueden ser voluntarios o involuntarios y oxigenar el cuerpo mejora la circulación de la sangre impactando positivamente en todo nuestro organismo. Estudios indican que al respirar por la fosa nasal derecha se activa el sistema nervioso simpático aportando energía, mientras que, por la izquierda, se trabaja el sistema nervioso parasimpático que logra la calma.

Técnica de respiración como una herramienta de meditación para controlar la ira.

Cuantas veces le han dicho: ¡cálmate respira profundo!, cuando está estresado o ha tenido un problema durante el día, seguramente más de alguna vez lo ha vivido y probablemente se ha vuelto un tema de conversación recurrente para los chilenos luego del estallido social. Y es que parte de esta sabiduría popular tiene arraigos más profundos de lo que nos podríamos imaginar y con una importante base científica, ya que obedece a una técnica milenaria del Kundalini Yoga, la cual fue socializada por expertos y los funcionarios del Hospital de La Serena no estuvieron ajenos a ello, es más, la han puesto en práctica para mejorar su salud mental y entregar una mejor atención a los usuarios.  

Maestro Gurubachán ha recorrido el mundo entregando su sabiduría durante 17 años.

Efectivamente, el hospital también formó parte de la gira mundial por la paz que visitó 60 países durante el 2019 y tenía como eje central, enseñar técnicas de respiración y meditación para el manejo de la ira y estrés, que parecen ser parte de la vida moderna. Así lo confirmó la 5ta versión del estudio «Chile Saludable» que analiza este y otros temas de la vida de los chilenos que arrojó la preocupante cifra de que el estrés aumentó de un 22% a un 42% en cuatro años (2012 – 2016).

Expertos explican que estas cifras están relacionadas con el estilo de vida actual que implica una reducción del tiempo libre y con ello vienen los malos hábitos alimenticios, donde los horarios son muy flexibles y las personas privilegian el sabor y rapidez, por sobre alimentos más saludables y como si fuera poco, agregamos el sedentarismo y una mala calidad del descanso, lo que propicia una peligrosa mezcla que nos tiene viviendo estresados, con enfermedades mentales y físicas.

Pero no todo está perdido, por eso la invitación es a poner en práctica las enseñanzas del maestro Gurubachan Singh Khals, referente mundial del Yoga Kundalini. “En la respiración está la clave para que puedas vivir mejor, si estás deprimido prueba lo que sientes cambiando la manera en que estás respirando, hazlo profundo y largo, porque la manera de cambiar tu estado mental es a través de tu respiración” fue parte del potente mensaje que entregó el experto que lleva 17 años ininterrumpidos realizado esta gira internacional.  

“La enseñanza tiene diez mil años, es la ciencia del yoga kundalini y lo que recomendamos es una secuencia de ocho segmentos de una inhalación, luego  retener el aire algunos segundos y exhalar con fuerza, en un comienzo por la nariz para finalizar las últimas veces exhalando por la boca con fuerza. Idealmente se debe realizar este ejercicio con los ojos cerrados, para aumentar la concentración y sin olvidar que el aire debe almacenarse en el estómago para que la zona abdominal se infle y desinfle con cada ciclo. Esto es la ciencia y nosotros no cambiamos la ciencia, por eso todo está dictado exacto como tenemos que realizarlo y enseñarlo”, explicó Gurubachan quien sostuvo que esta técnica debe practicarse 12 minutos diarios y en 40 días consecutivos es posible experimentar cambios positivos tanto mentales como físicos.

“Sentí una conexión potente, sentí que tenía que aflorar todas mis emociones porque de eso se trata el yoga, porque todo lo que te hace daño o todo lo que tú guardas te hace daño interiormente, no exterior. Todo lo que nosotros hacemos del servicio público, atención todo el dia con gente la verdad es que eso pasa la cuenta, entonces la mejor forma de canalizarla y de ayudarnos es hacer este tipo de autoayuda para nosotros”, sostuvo Jessica Villegas, TENS del Policlínico de Prematuros que asistió a la clase de yoga.

Así también lo hizo la tecnóloga médico del laboratorio del Hospital de La Serena Francisca Lizana, quien calificó la experiencia como maravillosa, “aprendimos a respirar y meditar, en algún momento sentí que mi cuerpo se elevaba de la silla como que estaba levitando, para mí fue una experiencia muy bonita me gustaría empezar a hacerlo todos los días por las mañanas y compartirlo con mis compañeros de trabajo”.

El Hospital de La Serena propicia este tipo de iniciativas para sus trabajadores con la finalidad de mejorar la salud mental y física de quienes tienen el deber de atender a los usuarios y pacientes de la región durante los 365 días del año, por ello ha potenciado una serie de estrategias a través del área de Clima Laboral que ofrece clases gratuitas de yoga, zumba, baile entretenido e incluso atenciones de terapias florales y reiki para los funcionarios.