Menú Principal
20 de noviembre de 2018

Experta promueve aumentar nacimientos por partos naturales en La Serena

En la maternidad del Hospital de La Serena se realizaron más de 3 mil partos en el 2017. El equipo atiende los más complejos de la región, ya que poseen alto riesgo obstétrico. Además, la tasa de cesáreas local alcanza el 47% de todos los nacimientos, superando el promedio nacional que llega a un 43%.

Desde el año 2015, el recinto asistencial serenense comenzó con un proceso de trasformación en el Servicio de Maternidad, incorporando una nueva mirada donde los equipos de salud asumen un rol de supervisión y acompañamiento, respetando la decisión de las madres, al momento de traer a sus hijos al mundo, en un ambiente familiar y cercano.

La primera etapa de cambio estuvo marcada por la renovación completa de la infraestructura, luego fue la implementación y hoy en día lo es la capacitación. Es por ello que el equipo de salud tuvo la oportunidad de conversar con una de las referentes nacionales en materia de “parto humanizado”. Con más de 25 años de ejercicio profesional y diversas certificaciones internacionales, la matrona Pascale Pagola es una voz autorizada a la hora de hablar del modelo de atención de partos.

La profesional capacitó al equipo de la Unidad de Ginecología y Obstetricia del nosocomio regional y a referentes de atención primaria, quienes con mucho entusiasmo participaron en la “II Jornada de Parto Respetado y Atención Integral”, instancia que forma parte del programa anual de capacitación del establecimiento.

Andrea Cavero, Gestora de Matronería del hospital, calificó el encuentro como exitoso y explicó que “desde el año pasado comenzamos con la primera capacitación en humanización del parto respetado y buscamos entregar las herramientas necesarias para hacer este cambio, ya no tenemos problemas de infraestructura o implementación, por lo que tenemos que poner en práctica nuestros nuevos conocimientos”. La jefatura puntualizó que el cambio es a nivel institucional y ello ha permitido visualizar mejoras que van desde una sólida articulación con la atención primaria, informar a la comunidad, hasta fortalecer al equipo bajo este nuevo modelo.

Durante la jornada, Pascale indicó que “más que hablar de parto normal hay que promover un parto fisiológico personalizado”, fue la primera aclaración de la profesional, al ser consultada por el nuevo modelo de atención. La experta precisa que es fisiológico porque el cuerpo de la mujer está diseñado natural y biológicamente para parir. Por otro lado, es enérgica al momento de señalar que los equipos de salud deben volver a los orígenes, asumiendo un rol de acompañamiento y adaptándose a las necesidades de la futura madre.

En conversación con el Hospital de La Serena, Pagola indicó lo siguiente:

¿Por qué es importante promover el parto fisiológico? “Es fundamental por varias razones. En primer lugar, aquí hay un tema súper importante para mí y es que si bien, han realizado un gran esfuerzo en materia de infraestructura, esto no es lo único para generar el cambio.  Este es un hospital y región que todavía registra una alta tasa de cesárea y eso no debe seguir así. Casi el 50% de los niños están naciendo por este método. Entonces desde ahí surge un replanteamiento en todo el sistema de salud porque desde un enfoque público no podemos seguir con esta tendencia, es importante generar una reactivación”.

Al respecto Andrea Cavero, explicó que en el establecimiento se ha avanzado bastante en el último tiempo. “El nuevo modelo de atención responde a un lineamiento institucional, nuestro hospital trabaja en una modalidad de parto respetado, donde la mujer tiene el derecho de escoger su plan de parto y la institución pondrá a su servicio toda la infraestructura, las herramientas y el personal capacitado”.

En relación a la tasa de cesárea, la Gestora de Matronería explicó que, si bien su disminución responde a diversos factores, es una meta ya trazada por el hospital y que con todos los cambios incorporados, de aquí a dos años, debería reflejarse el impacto.

Pascale Pagola también explicó que en Chile existen dos grandes estudios que han demostrado que la mayoría de las mujeres chilenas no quieren una cesárea, pero sí existen algunas que lo hacen. Cuando analizamos por qué lo hacen, la gran mayoría de ese pequeño grupo es porque tiene miedo al dolor y mitos que giran en torno al parto.

Pero ¿estamos preparados en Chile para realizar el cambio? Según la experta, sí. “Claro que estamos preparados porque depende de la voluntad de las personas, no requiere de grandes y costosas estrategias. Tiene que ver con querer cambiar nuestra forma de trabajar y dejar de poner resistencia, replantear normas que nosotros hemos hecho, pero desde las políticas públicas y de las jefaturas. Estamos tratando de cambiar desde un modelo antropológico muy tecnocrático y medicalizado. La nueva metodología es más humanista, donde la mujer es un ser que debe respetarse y el recién nacido debe tener un ambiente armónico y respetuoso para llegar al mundo”, finalizó.