Menú Principal
2 de septiembre de 2019

Hospital de La Serena y Universidad Católica del Norte realizan exitosa feria en el mes del corazón

El 80% de las muertes prematuras por enfermedades cardiovasculares podrían evitarse cambiando nuestros hábitos, por lo que se recomienda la disminución del consumo de grasas saturadas, sodio, evitar el alcohol y dejar el cigarrillo.

Este fin de semana el Empalme de Coquimbo se llenó de colores y movimiento gracias a la Feria del Corazón, iniciativa organizada desde hace nueve años por la Universidad Católica del Norte y la Unidad Coronaria del Hospital de La Serena. Cada año, se ofrecen evaluaciones nutricionales para detectar niveles de obesidad y se realizan mediciones de la presión arterial y glicemia en la sangre para que las personas puedan tomar medidas en forma oportuna cuando los resultados estén alterados

Sergio Espinoza de 53 años, pasaba por el sector para realizar algunos trámites en la ciudad puerto cuando se encontró con la feria del corazón y decidió consultar por su estado de salud llevándose algunas sorpresas, “desde hace más de dos años que no me controlo y me detectaron algunos niveles alterados, por lo que me voy con tarea para la casa y muchos consejos de parte del equipo. Me parece un excelente trabajo el que están haciendo todos acá y es muy importante que los futuros profesionales de la salud participen desde sus inicios en estos operativos, es muy valorable porque también están sacrificando tiempo de descanso del fin de semana para cuidarnos”.

Para la enfermera clínica de la Unidad Coronaria del hospital serenense, Paulina Jeraldo, esta actividad tiene un sentido especial ya que participa en ella desde que era estudiante de segundo año de la carrera de enfermería y “ahora vengo en representación del Hospital de La Serena y me emociona ver cómo la gente espera la feria y participa. Esta iniciativa se ha convertido en una tradición dentro del mes de agosto asegurando presencia de las carreras de enfermería, nutrición, kinesiología y medicina, lo que la convierte en un espacio multidisciplinario muy útil para la gente”.

En este sentido el cardiólogo Fernando Bonacic, destacó la gran concurrencia de público a la feria y precisó que “tanto para la facultad de medicina como para la unidad coronaria esta es una instancia muy importante de educación que busca motivar a la comunidad al autocuidado, especialmente en la detección de factores de riesgo asociados a enfermedades cardiovasculares que son la principal causa de muerte en Chile y se derivan de la hipertensión, diabetes, sobrepeso y sedentarismo. Es un éxito esta actividad y demuestra que la gente está comenzando a preocuparse por su salud”.

Entre los módulos, es posible visitar la estación de enfermería donde los alumnos realizan controles de presión arterial y mediciones de glicemia con educaciones asociadas. También los estudiantes de kinesiología realizan mediciones cardiometabólicas y los futuros nutricionistas controlan el peso, circunferencia de cintura y porcentaje de grasa en el cuerpo. Finalmente, el stand de medicina cuenta con varios alumnos que efectúan consejerías focalizadas en aquellas personas que presentan alteraciones asociadas a riesgos cardiovasculares.  

Jeraldo hizo un especial llamado a la población a realizar cambio en sus hábitos para evitar problemas de salud, “las mujeres que tienen más de 105 cm de cintura y aquellos hombres que tengan más de 120 cm es importante que hagan un clic y cambien su estilo de vida, ya que el riesgo de sufrir un infarto al corazón aumenta considerablemente en la medida que aumentan los centímetros de cintura. Además, se recomienda el consumo de carnes bajas en grasas especialmente en fiestas patrias, disminuir el consumo de alcohol y dejar el cigarrillo lo antes posible ya que el efecto de la nicotina permanece por mucho tiempo en las personas”.